`

Uno de los grandes desafíos de alquilar un Ferrari es saber cómo conducirlo. Los deportivos de lujo poseen cualidades y características que no se encuentran en los coches convencionales de bajo coste. Estos súper motores son de cuidado y por eso la mejor manera de ver el sueño realizado es entrenarse para conducir estas majestuosas bestias del pavimento. En Motor Gallery te mostramos cómo se conduce un Ferrari a través de algunos pasos y recomendaciones.

Cómo se conduce un Ferrari

Ya sea en su versión utilitaria como en GT, los Ferrari tienen una potencia extraordinaria y de cuidado. Si ves cumplido el sueño de poder manejar uno, es mejor que sigas estos consejos y trucos para que todo marche a la perfección. Toma nota.

  • Regula tu asiento. Parece un consejo tonto pero más de uno se ha estrellado por estas obviedades. Tanto la situación como la elevación del asiento del conductor no solo está relacionada con el diseño del vehículo, sino también para favorecer tu experiencia como conductor y situarte en un punto estratégico. Si colocas el asiento muy bajo, pegado al suelo, es probable que tengas dificultades de conducción, sobre todo si eres de estatura baja. Muchos Ferrari incluyen sistemas de regulación del asiento que pueden ayudarte en este sentido.
  • Familiarízate con el funcionamiento de tu coche. Es importante que conozcas la potencia de tu motor y comprendas cómo esta afecta a tu modo de conducción. Pues aunque muchos de estos coches cuentan con sistemas inteligentes que regulan los cambios drásticos de aceleración, si no conoces los detalles corres el peligro de perder el control.
  • No solo prestes atención a la aceleración, sino también al frenado. Los deportivos deben frenarse con sutileza y precaución. Los frenos más complicados son los cerámicos de carbono que son comunes en la fórmula 1.
  • El agarre que sientes al conducir un Ferrari puede hacer que te confíes a la hora de coger curvas o desplazarte en condiciones climatológicas adversas. Pero allí es cuando llegan los problemas. Estos son coches tan ligeros que en curvas cerradas puede verse afectado el agarre.

Otras recomendaciones

  • El que tengas un coche de una increíble potencia no significa que tengas que explotar esa potencia al máximo. Al contrario, si es tu primera vez, ve con cuidado. Ten en cuenta además que poner al límite este tipo de vehículos con demasiada frecuencia es sinónimo de un peor mantenimiento.
  • Si conduces en carretera, no cometas imprudencias.
  • Si conduces en un circuito (que es lo más recomendable al probar un coche), ajústate a las instrucciones del monitor.
  • Finalmente, aconsejamos que si es la primera vez que manejas un Ferrari tengas de copiloto a alguien que ya haya manejado el modelo que conduces en concreto. La experiencia en las funciones, el agarre, los caballos de fuerza en acción y más, es muy importante. Con esto, aprenderás más rápido y podrás disfrutar de tu deportivo de lujo casi de inmediato.

Conducir un Ferrari es posible aunque no tengas cientos de miles de euros. El renting de coches de lujo ha llegado a España para quedarse, y en Motor Gallery puedes alquilar tu deportivo por días o semanas.

Llámanos
WhatsApp chat